¿Cuál es el reto para los padres en la actualidad (los nuevos depredadores ocultos)?

Quizá una de las cualidades más importantes de estos depredadores es que los hemos aceptado como normales, cotidianos y diseminados por todos lados, de tal manera que simplemente han llegado a formar parte de nuestro diario vivir y  ante la incomodidad de conversar del tema preferimos ignorarlos, como por ejemplo: sexualidad, pornografía, redes sociales y sus patologías, el uso excesivo de celulares, influencia de los medios publicitarios en nuestra imagen y corporalidad, pobre relación con nosotros mismos y con los demás.

Cada uno estos depredadores modernos  compiten con nosotros los padres por el corazón, la mente y el tiempo de nuestros hijos. ¿Estamos preparados para confrontarlos y qué debemos aprender para hacerlo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *